No pudo ser...

Era, probablemente, el partido crucial para conseguir el liderato de la Liga Norte CyL y así se palpaba en La Aldehuela, donde se llenó el lateral del campo de público para animar a los jugadores locales.

Pero fueron los palentinos quienes se llevaron el gato al agua. Partido muy serio de los visitantes, que desde el principio tuvieron muy claro a qué jugar: presión constante a la salida de los rucks (al límite del fuera de juego), placajes dobles con un jugador pendiente de «pescar» y percusiones duras de los centros en ataque. Este planteamiento fue muy eficaz rápidamente, con lo que consiguieron jugar varias fases en campo local y, en el minuto 4, abrir el marcador con un ensayo de uno de sus segundas: Fernando Muñoz.

Los siguientes minutos los charros recuperaron la situación en el campo, pero los constantes golpes de castigo y los nervios, los sacaron del partido. Fueron minutos muy tensos, con múltiples reclamaciones al árbitro por decisiones controvertidas e intensidad defensiva local. Durante prácticamente 20 minutos consecutivos el Palencia jugó en superioridad por dos tarjetas amarillas, en los que mantuvo la posesión del balón y la presión en el campo local. Fueron minutos de intensidad y calidad defensiva local, que pudieron, con un hombre menos, detener las acometidas visitantes. Pero aún así, los constantes golpes de castigo y la seguridad visitante en las melées y touch, les dieron 8 puntos más antes del descanso gracias a un golpe a palos y un ensayo (3-15 al descanso).

La segunda parte comenzó de otro color. Los salmantinos supieron convertir los nervios y la intensidad en agresividad y velocidad de juego. Los primeros minutos fueron claramente locales, con buenas combinaciones de percusión de delanteros y juego a la mano. Producto de este juego, tras una touch y maul a 10 de ensayo, se pudo entrar en la zona de ensayo palentina con David. Fueron los mejores minutos del Salamanca Rugby, el partido se volvía a poner a un ensayo (10-15) y la afición se volcaba en animar. Pero cuatro minutos después, un error puntual en un pase de la línea fue interceptado por los centros palentinos en la zona de 22 charra y supuso el tercer ensayo visitante y el regreso de los nervios al equipo local (10-22 al minuto 49).

Quedaban 30 minutos por delante para remontar el partido, y durante varios minutos la situación se repetía una y otra vez: presión y percusiones cerca del ruck de los palentinos y múltiples golpes de castigo y errores de manos locales que estropeaban los avances logrados con el juego a la mano y percusiones de la delantera.

De una de esas jugadas a la mano, larga, sin errores en los apoyos ni en el pase, el balón llegó al ala, donde Devesa y Buch aprovecharon la igualdad numérica para conseguir el ensayo en el minuto 60 y volver a creer: 17-22.

Pero en ese momento los palentinos supieron leer el partido. Vieron que los charros estaban yéndose arriba, por lo que tuvieron claro que tenían que volver a cerrar el partido, enlentecer los rucks y volver a cosechar golpes de castigo que les permitieran poner el balón en la 22 local gracias al pie de uno de sus centros: Ramanlal Vallabh. A pesar de varias oportunidades locales de ensayar y empatar el partido con jugadas al pie, fueron los visitantes quienes cerraron la victoria en el minuto 66 con el último ensayo que ponía el 17-27 definitivo.

De ahí al final, nervios y tensión en los locales que, junto con el cansancio, supusieron que no pudieran concretar ningún ensayo más que permitiera obtener el punto bonus defensivo.

Según Héctor, entrenador local, «en la primera parte han conseguido parar a nuestra tres cuartos sin contacto, pero si con una buena defensa en zona«, que además los palentinos «han conseguidos sacar el balón fuera» y en los rucks en la línea de tres cuartos «conseguir esos balones que nosotros necesitábamos«. La primera parte ha sido disputada pero «la posesión de más del 70% del Palencia nos ha dinamitado» y han sido «bastante superiores a nosotros«.

La segunda parte ha sido distinta «porque hemos podido llevar un poco el partido a nuestro terreno» lo que ha igualado el partido, pero al final «un resultado desfavorable» y » a seguir luchando para poder conseguir jugar el play-off por el título«.

Para resumir, Héctor quiso «dar la enhorabuena al Palencia por el buen juego realizado» y a los suyos «porque estamos consiguiendo una liga que, a principio de temporada, ni esperábamos ni pretendíamos«

Antes de concluir, recordar el homenaje que se hizo por el fallecimiento del padre de una jugadora del Palencia femenino. 

*fotos: Sandra Moro Román

Galería de fotos

Crónica SRC – Palencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *